sábado, 26 de junio de 2010

Ahora se puede "nadar en el cielo" en el Marina Bay Sands Resort de Singapur



Finalmente se ha inaugurado el Marina Bay Sands Resort de Singapur, un proyecto que costó la nada despreciabla suma de 4,000 millones de dólares, y se ha abierto al público su piscina en la 'azotea' del hotel.


La infinity edge pool del hotel mide 150 mts de largo, está a 55 metros de altura, tiene una vista espectacular, y es el atractivo principal de la terraza superior que une las 3 torres que componen el Hotel Resort de 2,560 cuartos y suits. El hotel cuenta además con áreas comerciales, teatros, museos y un casino. Se diseñó para generar unos 10,000 empleos directos y se espera que reciba 70,000 visitantes al día, haciendo un total de 18 millones por año.



El hotel fue diseñado por el arq. Moshe Safdie, quien basó su diseño en un mazo de cartas. Se pretende que este hotal sea un punto pivote para generar un incremento en el turismo a la ciudad.



No hay comentarios.: