domingo, 30 de agosto de 2009

El Hotel flotante de Seymour Powell



Actualmente hay una búsqueda constante por la innovación tanto en lo arquitectónico como en el sector del entretenimiento y la diversión. Prueba de ellos son los cada vez más impresionantes rascacielos, en el caso de lo arquitectónico, y los cada vez más sorprendentes parques de diversiones en construcción, en el caso de lo segundo.

En este mundo en que la novedad es lo que vende, la conjunción más conocida de estos dos mundos, los cruceros en trasatlánticos como el “Liberty” o el “Freedom of the Seas”, parece haberse encontrado con un serio competidor de cara al futuro: los hoteles flotantes. De entre los proyectos existentes me ha llamado mucho la atención el de Seymour Powell, principalmente por su diseño, ya que en verdad parece un hotel flotando, y no una aeronave convertida en hotel.



El proyecto de Powell posibilita el “simplemente” ir flotando de ciudad en ciudad, con visuales espectaculares garantizadas y una experiencia sin paralelo. Uno llega al hotel en helicóptero, y una vez en él hay 55 suites a elegir, distribuidas en 12 pisos, en las que uno puede hospedarse, todas ellas con vista a las nubes, y organizadas en torno a una gran escalera de caracol central, que sirve para moverse a través de todos los niveles.



Si no te alcanza para hospedarte en el hotel, no por eso te quedas sin la oportunidad de conocerlo, ya que tiene un restaurante abierto al público en general, en el que podrás ir a cenar cuando el hotel visite tu ciudad.

Como va enfrentar el hotel los diversos fenómenos meteorológicos que pueden afectarlo, o que sistemas de propulsión utilizará para moverse, son todavía un misterio, al igual que como dispondrá de los desechos sólidos, o como se abastecerá de provisiones, entre otras cosas, sin embargo la iniciativa es muy interesante, y con los avances tecnológicos actuales, bastante viable.

No hay comentarios.: